viernes, 10 de agosto de 2012

Recetas de cocina árabe

Las recetas de cocina árabe son cada vez más frecuente en todo el planeta

La gastronomía árabe nace de la combinación de distintas culturas. Entre ellas, con una fuerte influencia, la cocina libanesa y cocina magrebí, además del uso de espacias originarias de la India y de Irán, donde los sabores fuertes y productos exóticos eran el fuerte de esta gastronomía. Además de los productos y las elaboraciones, la cultura gastronómica árabe se caracteriza por la hospitalidad y, sin tener en cuenta aquellos países árabes y los practicantes del Islam, donde estas tradiciones culinarias se acentúan, marcadas en ocasiones por el Ramadán.


La gastronomía árabe se expandió hace ya varios siglos por distintos lugares del mundo y ha ido, con el paso de los años, colonizando los diferentes países, siendo protagonista en muchas cocinas y sus platos los principales de muchas reuniones, como sucede con el cuscús. Aprovechando que hablamos de este cocido árabe ¿qué es exactamente el Kuskũs? Las recetas de cusús son una delicia y es que se trata de un plato con denominación árabe, uno de los más famosos de esta gastronomía, originario de Marruecos y Argelia, donde más arraigo existe sobre su elaboración. Se llama también marmaón o alcuzcuz en la antigüedad. Se trata de un plato elaborado con sémola, carne de cordero y semejante a un cocido completo pero preparado con verduras como la calabaza o la col y carne, donde destaca la carne de cordero. 

Las recetas típicas de la gastronomía árabe:

Falafel al horno: el faláfel es un entrate originario de la zona de la India, con los años ha ido expandiéndose hasta llegar a Pakistan y Oriente Medio. A día de hoy ha tomado tradición árabe, su nombre es de origen árabe y es una de las comidas más populares. Se trata de una especie de croquetas preparada con habas o pollo y garbanzos. Se suele mojar en salsa de yogur o salasa de tahina, aunque algunos lo toman en pan de pita como si fuese un bocadillo o sandwich.

Fatay: una empanada rellena de carne típica de los países árabes. Su presentación puede ser de tres formas: totalmente cerrada, semi abiertas o como si fuesen chatos, son muy sencillas de preparar y resulta un plato delicioso, un entrate con arraigo y mucho sabor.

Tahini o tahina es una pasta. La salsa de tahine es como una salsa elaborada a partir de sésano o ajonjolí y es muy consumido en toda la zona de Oriente Medio. La tahina es uno de los elementos clave a la hora de preparar puré de garbanzos (hummus) o puré de berenjena (babganuch) aunque muchos, sobretodo los niños, lo toman untado en pan, como si se tratase de un bocadillo. [Ver recetas de tahina]

Hummus: Un puré de garbanzo muy extendido entre todas las poblaciones árabes del mundo. El cultivo de este producto tiene una larga historia y los árabes lo cultivaban por lo que era uno de los protagonistas de sus dietas. Además se utiliza para muchas de sus recetas. La receta de hummus es una de las más populares de estas zonas del planeta, su textura es considerada un arte y su presenta en las distintas combinaciones se ha convertido en esencia. [Ver más recetas de hummus]

Pan de pita, un clásico entre los clásicos. Aunque ya lo podemos encontrar en todos los supermercados del mundo, la receta del pan de pita tradicional es especial, su textura no la consiguen los envasados con conservantes. Tradicionalmente, el pan de pita es de Egipto y se dice que es uno de los alimentos más antiguos que existen en la zona de oriente. Su popularidad creció en la zona de Europa a partir de la mitad del siglo pasado, cuando empezó a comercializarse en América y Europa para el sánduche.

En la zona de Turquía y Arabia se toma incluso solo o acompañado de salsas. Se le llama también pide (en Turquía) y Khubz (en Arabia); en cambio en las islas griegas se consume con espinacas y patatas, en Bulgaria se consume con miel y es una de las recetas típicas de Navidad. Y, la zona de América central y América del sur su presencia creció sobre el siglo XX y se utiliza para acompañar el arroz con almendras, la panocha y el kibbe.

Kubba, Kubbe, kibbeh, kebbe o keppe son términos para llamar a las populares bolitas familiares de tradición árabe, unas albóndigas de carne y trigo, elaborada con pasta de bulgur, rebozado y frito con mucho aceite para que quede la capa crujiente. También se sirve sin freír, en crudo y se llama Kibbe Nayye, como si se tratase de un filete tártaro. Su tradición está relacionada con un alimento propio de Palestina y Siria, y es considerado el plato nacional en el Líbano; según la zona recibe distintos nombres aunque la elaboración sea parecida. Es una receta árabe extendida en todo el mundo y presente con fuerza en: Brasil, México, Venezuela, República Dominicana, Colombia, Bolivia... cada uno agregando y modificando la receta en función de los productos autóctonos.

Tabulé: una receta árabe también conocido como taboulé o taboulet. Un plato que ha cruzado todas las fronteras habidas y por haber, entre otras cosas, por ser una elaboración fría y rápida. Su sabor es único y se prepara con distintas sémolas de trigo como la del cuscús o la del bulgur. El truco original del tabulé está en la combinación de los sabores sin que ninguno destaque especialmente, por lo que a la hora de echar el zumo de limón hay que llevar especial atención para no abusar. [Ver más recetas de tabulé]

Dulce de batata: Un dulce árabe preparado con boniato, batata, patata dulce... manteca, pasas... Quedan crujientes y deliciosos, suele tomarte con té árabe y está presente como postre en las mesas árabes o como acompañante del té. [Ver recetas de dulce de batata]

Relacionado con recetas de cocina árabe:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...